martes, enero 9

De dos mil dieciocho y otros dramas

¡Hello!

(insertar imagen que les guste porqué blogger no me deja subir una mierda)

Otro año lleno de promesas de dudosa procedencia que vaya a saber si se van a cumplir.

Y no, no es pesimismo, es realismo.

Por mi parte comencé el año bien, gracias, tranquila en lo de mi madre, girando con Suri, su ovejera alemán que es un caramelo -aunque los caramelos nunca me dejaron tantos moretones como ella (?)-.

Comí hasta reventar, armé la pelopincho, y me fui por dónde se esconde el sol, porque se me hacia tarde y quería ver si Mora no había hecho desastre en casa.

Lo de siempre.

...

Perdón, se me estaba pasando el agua y me iba a quedar sin té.

Por lo pronto, como tengo algo de tiempo, quería escribir pero como ocurre la mayoría de las veces, cuando una tiene tiempo, no hay "chispa".

¡No hay chispa!

Y debo capítulos.

Unos cuantos.

De varios fanfoms.

¡¿Porquéeeeeeeeeeeeee?!

Las ideas están ahí, escritas, incluso, en cuadernos, papelitos, más cuadernos, solapas.

Pero al momento de hacerlas todo se va a la puta y me domina la modorra. Entonces me pongo a jugar a los sims 4 y cuando me quiero dar cuenta ya no tengo tiempo y me tengo que ir.

Lo bueno es que con lil hablamos seguido respecto a un fic que estamos haciendo en conjunto de Harry Potter. Justo el otro día, pasé por su morada y anduvimos cotorreando de lo lindo, hasta que me tuve que ir porque estaba hecha mierda. Y ¡JUSTOOO! sale un tema super interesante.

La historia de mi inspiración u_u.

Por lo pronto, escribiré una idea de HP que se me ocurrió ayer mientras acomodaba libros en la biblioteca.

Vaya a saber lo que puede salir de eso.

Buda se apiade de nosotros.

En fin.

Espero que hayan pasado un buen comienzo de año, y si no, piensen que ya pasó, y que al pasado, castrado.

¡SALUDIS!




No hay comentarios:

Publicar un comentario